Rosalía Ortiz pasa la cuarenta con su equipo en Italia

La ciclista fuenlabreña Rosalía Ortiz pasa la cuarenta con su equipo en Italia, en la región del Piamonte.

El mundo del deporte al completo ha tenido que parar en las últimas semanas por la crisis sanitaria generada por el COVID-19, un virus que tiene a España en Estado de Alarma y que, por desgracia, a algún deportistas de Fuenlabrada le ha cogido lejos de nuestro país.

Es el caso de la ciclista fuenlabreña Rosalía Ortiz, que como ya contamos hace unos meses ha retornado al mundo profesional de la mano del Servetto Piumate Beltrami TSA, el conjunto italiano que ya le dio la oportunidad de debutar en la máxima categoría hace dos temporadas.

Pero este año 2020 está siendo muy distinto, como es evidente, ya que la crisis del Coronavirus la ha cogido por sorpresa en Italia, concretamente en la localidad de Asti, en la región del Piamonte. Desde hace unas semanas, y de manera voluntaria, la fuenlabreña y tres compañeras más del equipo, están pasando este confinamiento en el apartamento que les ha facilitado el equipo, a pesar de que cuando ellas decidieron realizar la cuarentena, los y las ciclistas profesionales podían salir a entrenar a la carretera.

Hemos charlado, también vía e-mail, con Rosalía para ver como se encuentra, como está pasando estas semanas lejos de casa y, sobre todo, como puede afectar esto a su progresión, a la vez que nos cuenta como se está viviendo toda esta crisis del COVID-19 en un páis tan golpeado por la pandemia como el italiano.

Lo más importante de todo, ¿cómo estás y cómo estás llevando el estar en cuarentena en Italia y tan lejos de casa?

Pues si te soy sincera, cuando vine aquí no era consciente de la situación que había por el virus, nunca llegué a pensar que podría llegar a tanto. Y en realidad no tenía miedo ninguno. Pero justo a los pocos días de llegar se desató esta situación de alerta en Italia y poco después a España. Y eso me sobrepasó, porque saber que tu familia también está pasando por esta situación, que las noticias que daban de España era todo alarmante, con personas pensándose que esto eran unas vacaciones o una fiesta, el caos que se generó… yo pensaba en mi madre, que tiene que salir a trabajar e ir en tren, las aglomeraciones que se veían los primeros días… se me vino el mundo encima. Pero gracias a Dios tengo una familia y unas compañeras de equipo que me animan y me dan las fuerzas necesarias para seguir y no venirme abajo.

¿Cómo es el día a día de las chicas que estáis confinadas en el piso?

Bueno, es sencillo. Nos levantamos temprano para desayunar, entrenamos lo que nos toca a cada una, preparamos entre todas la comida, que por cierto cada día se hace con un toque de nuestra tierra (está confinada con dos chicas rusas y una costarricense) y, la verdad, es que los días pasan volando porque la convivencia es increíble y nos hacemos la vida más fácil entre bromas, anécdotas, etc…Rosalía Ortiz pasa la cuarenta con su equipo en Italia

¿Qué trabajo os mandan desde el equipo para todo estos días sin poder salir a entrenar a la carretera?

Pues el equipo, al final, no manda hacer mucho core y mucho rodillo. Algunas sesiones de rodillo en ayunas, el trabajo de activación y series… al final el propósito marcado es intentar perder lo menos posible la forma.

En un año tan importante para ti, por la vuelta al Servetto y al profesionalismo, ¿cómo crees que puede afectar este parón a tu profresión, si es que puede afectar en algo?

La verdad es que aún no sé como va a afectar esto en mi carrera deportiva, si es que afecta en algo. Esperemos que esta situación pase pronto y empecemos a competir de una vez. Y una vez que podamos volver a la competición, veremos si esto a beneficiado o perjudicado. Lo que tengo claro es que esta situación me va a venir muy bien para valorar muchas cosas y madurar psicológicamente, hacerme más fuerte. Hay una frase que me dicen mucho mis compañeras: «ten calma, todo pasa por algo y hay que aprender a llevarlo de la mejor manera».

Por último, ¿cómo se está viviendo allí todo lo que está ocurriendo con el COVID-19?

Pues aquí la situación aparentemente está tranquila, por lo menos lo que una puede ver por la calle y cuando hemos salido a comprar algo al supermercado. Pero las noticias que llegan no dicen cosas muy buenas, y por desgracia sigue falleciendo gente. Pero bueno, esperemos que esta situación, tanto aquñi como en el resto del mundo, poco a poco vaya disminuyendo y que igual que vino se vaya. Ojalá que todas las personas sigan quedándose en casa hasta que esto acabe. No es solo por nosotros, sino por los que más amamos y el resto del mundo.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: