Montakit Fuenlabrada asalta el Nou Congost diez años después

Con un partido muy trabado, el Montakit Fuenlabrada asalta el Nou Congost diez años después, vence al ICL Manresa, suma la 12ª victoria.

Objetivo cumplido!
Esa es la conclusión que se extrae tras la victoria consechada en el Pavelló Nou Congost, donde no ganaba el Montakit Fuenlabrada desde el año 2006, subiendo a su casillero la número 12, lo que le da la salvación de manera virtual.

El marcador final (73-78) resume perfectamente lo complicado, igualado y duro que fue el duelo ante el ICL Manresa, solo resuelto en los intantes finales y tras una interminable serie de tiempos muertos y tiros libres que solo terminó confirmando un triunfo fuenlabreño de los que refuerzan más aún la moral del equipo.

La salida fuenlabreña fue impresionante. Acertados en ataque, bien en defensa, rápidamente abrieron huecos que superaron los 10 puntos de diferencia hasta llegar a un 6-19 que parecía un espejismo, debido también a la mala salida de los manresanos, que poco después reaccionarían y pondrían las cosas en su sitio.

Con Popovic, Llorca y Paunic tirando del carro en ataque, el Fuenla veía como los de Ibon Navarro, gracias a un descomunal Dejan Musli, y en muy buen debut de Lluis Costa, iban recuperando terreno, lo que en un breve espacio de tiempo hizo que pasaran del mencionado 6-19 al 23-21 con el que finalizó el primer cuarto y con los locales por delante.

Desde ese momento, el choque fue un constante correcalles, con pocos puntos de distancia para Manresa, que nunca llegó a superar los 10 puntos en el electrónico, pero con el aporte por dentro de un Musli que no había manera de pararle, y sumandose a la fiesta local Grigonis, manteniendo a raya las reacciones fuenlabreñas.

Una reacción que llegó ya en el último cuarto. Stevic se hacía grande debajo del aro, capturando todos los rebotes que pasaban por su lado, Popovic comenzaba a ver aro con más facilidad pero, sobre todo, hacía jugar a sus compañeros y tanto David Wear como Paunic como las puntas de lanza, el Montakit Fuenlabrada le dio la vuelta al marcador con un triple del norteamericano para subir el 70-71, poner por delante a los suyos, algo que no pudo parar el ICL Manresa.

En la recta final, los tiros libres que en la primera parte no entraban (los de Cuspinera llegaron al descanso con un desolador 9/18 en esa faceta) si entraron en los últimos instantes y el triunfo voló para Fuenlabrada, haciendo que «Mi Gran Noche» de Raphael volviera a sonar, esta vez en el autobús de camino a Barcelona, y sentenciando el objetivo de conseguir las 12 victorias que les da la tranquilidad de haber conseguir el objetivo de la permanencia con, todavía, toda la segunda vuelta por disputarse.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: