Mala despedida del Lugo Fuenlabrada de la Tercera División

Tras tener opciones de permanencia hasta el final, llegó una mala despedida del Lugo Fuenlabrada de la Tercera División con derrotas muy dolorosas.

Mala despedida del Lugo Fuenlabrada de la Tercera División

Foto: elgoldemadriz.com

El pasado fin de semana se puso punto y final a la temporada 2015/2016 en el Grupo VII de la Tercera División. Una campaña histórica para el CD Lugo Fuenlabrada, la de su debut en la máxima categoría del fútbol madrileño… pero a la vez la más larga y complicada para los de El Naranjo de los últimos años.

Y es que el equipo fuenlabreño, prácticamente desde el principio, se ha encontrado con mil problemas para poder competir en igualdad de condiciones en una Tercera que ha sido la más dura del último lustro en cuanto a competitividad.

Con conjuntos tan importantes como el Navalcarnero, el Sanse, Parla, Alcalá, Trival Valderas, Unión Adarve o Pozuelo de Alarcón y Atlético de Madrid B, los azules han competido prácticamente hasta la antepenúltima jornada, pero la diferencia de presupuestos y todos los problemas extra deportivos, han terminado con el regreso a la Regional Preferente.

Pero aún con todos estos inconvenientes, la despedida del CD. Lugo Fuenlabrada no ha sido precisamente la mejor, más bien todo lo contrario.

El cuadro dirigido por José Luis Núñez «Chiqui» ha terminado con unos números muy lejos de lo que se podía haber hecho para mantener la categoría, ya que en las últimas 17 jornadas tan solo fueron capaces de conseguir dos triunfos más tres empates. Todo lo demás han sido derrotas, las últimas cinco consecutivas y alguna de ellas muy dolorosas, como la cosechada hace un par de semanas.

Los fuenlabreños visitaban el Municipal de Collado Villalba para enfrentarse al colista, que ni siquiera había conseguido arrancar un solo empate y que llevaba -2 puntos por incomparecencia en las primeras jornadas de liga, y ante los que cayeron por 2-0 en el choque que supuso el tocar fondo de manera definitiva.

Mala imagen, malos resultados y el sueño de la permanencia en este año histórico echado por tierra con un final de temporada calamitoso y que ha dejado muy mal sabor de boca.

Ahora solo resta intentar reforzarse, olvidar cuanto antes este mal año del debut en Tercera, e intentar subir lo antes posible con más experiencia y el objetivo de la permanencia como meta «real», no como este curso 205/2016 tan complicado.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: