Granada hurga en la herida del Carplus Fuenlabrada y le hunde en la clasificación

Con un segundo cuarto horroroso de los de Oscar Quintana, Covirán Granada hurga en la herida del Carplus Fuenlabrada y le hunde en la clasificación.

Granada hurga en la herida del Carplus Fuenlabrada y le hunde en la clasificación

Foto: ACB Media

No hay manera de verles ganar. Da igual el rival que tengan enfrente o incluso el juego que desplieguen en el partido de turno. El Carplus Fuenlabrada, a pesar de que lo intenta y no baja los brazos excepto en algún que otro duelo, parece que se ha olvidado de ganar y que, sobre todo, la plantilla es corta y necesita refuerzos para poder competir con garantías en la Liga Endesa.

Por desgracia se volvió a comprobar todo esto en la última jornada disputada, en el Palacio de los Deportes de Granada, frente a un rival directo en la lucha por la permanencia como el Covirán Granada que se quedó con el triunfo (83-71) fraguada en el segundo cuarto del partido con una nueva desconexión por parte de los de Oscar Quintana. Y eso es lo más significativo, que el equipo compite a pesar de las carencias, pero por algo que se nos escapa, deja de hacerlo durante gran parte de alguno de los cuartos y ya se le hace imposible poder recuperar la renta perdida.

Ante los granadinos ocurrió exactamente eso. El primer cuarto no arrancó bien, con un 13-4 de parcial para los locales, pero tras un tiempo muerto de Quintana, el Fuenla reaccionó hasta dejar la renta con tan solo 5 puntos de desventaja, lo que hacía presagiar el partido podía ir por esos derroteros. Pero llegó el segundo cuarto y aparecieron los miedos, las dudas y la desconexión. El parcial de 23-11, que ya de por si es contundente, no refleja la realidad de las sensaciones que el Carplus Fuenlabrada estaba dejando: falta de ganas, cada uno haciendo la guerra por su cuenta (y mal en casi todos los casos), muchas pérdidas, nula defensa, ataque inofensivo… y un largo etc, que parecía dejar el choque visto para sentencia ya en el descanso, 49-32.

Pero es el comienzo del tercer cuarto cuando la afición del Baloncesto Fuenlabrada y todo el mundo en general vuelve a no entender qué es lo que pasa con este equipo. Tras estar de nuevo en la UCI y no dar señales de vida, el conjunto fuenlabreño se rehace y comienza a competir. Defiende, corre, anota con relativa facilidad y se llega a poner en un par de ocasiones a 4 puntos de los de Pablo Pin, con opción incluso de reducir más la diferencia. Eso si, fue un quiero y no puedo, porque a cada reacción fuenlabreña llegaba una rápida contestación nazarí para volver a colocar el +10 en el marcador, pero ya se veía a un Carplus Fuenlabrada mucho más parecido a lo que se supone que se puede ver.

De ahí hasta el final, los de Quintana lo intentaron todo hasta que se acabó la gasolina por la falta de rotación y el Covirán Granada se queda con un triunfo vital para ellos, que les acerca a la salvación y que deja muy tocado, de nuevo, a un Fuenla que necesita un base y un pivot como el comer y, lo peor, más hundido aún si cabe en el fondo de la clasificación quedándose a una victoria de la salvación.






Noticias relacionadas

  • El Baloncesto Fuenlabrada no es capaz de salir de su travesía por el desierto
  • Fichaje y debut de Víctor Moreno con el Baloncesto Fuenlabrada
  • El Baloncesto Fuenlabrada se estrella en el Municipal de El Plantío ante el Grupo Ureta Tizona
  • El Baloncesto Fuenlabrada no levanta cabeza y cae de manera contundente ante Alimerka Oviedo
  • El Baloncesto Fuenlabrada lo intenta pero suma su sexta derrota en ocho jornadas
  • Nueva edición del Campus de Navidad del Baloncesto Fuenlabrada
  • Tomás Bellas quiere pasar página y mirar ya al choque ante Alicante
  • No hay manera de ver ganar al Baloncesto Fuenlabrada en el Fernando Martín
  • Deja un comentario

    Your email address will not be published. Required fields are marked as *

    *

    A %d blogueros les gusta esto: