El Urbas Fuenlabrada toca fondo en un desastroso partido en Murcia

Con una desconexión absoluta en el segundo cuarto el Urbas Fuenlabrada toca fondo en un desastroso partido en Murcia (99-76).

El Urbas Fuenlabrada toca fondo en un desastroso partido en Murcia

Foto: ACB Media

Los 24 puntos de diferencia con los que acabó el duelo entre UCAM Murcia y Urbas Fuenlabrada en el Palacio de los Deportes de Murcia no reflejan, a pesar de la dureza, lo que ocurrió durante la gran parte de los minutos de un partido en el que los de Josep María Raventós tocaron fondo y no precisamente en el aspecto deportivo.

El resumen de lo sucedido frente a los murcianos, ante los que sumaron la séptima derrota de la temporada en nueve partidos, es a la vez fácil y complicado de realizar. Resumen fácil, por un lado, porque desde el minuto 1 del segundo cuarto y hasta el final la imagen de los fuenlabreños fue de las peores que se han visto en los últimos años: dejadez, falta de compromiso, mala actitud… y un largo etcétera que darían para muchas decisiones a nivel de directiva respecto a la plantilla. Resumen complicado, por otro lado, porque intentar buscar una explicación a lo que pasó e intentar mirar algo positivo se hace casi imposible.

Y eso que el Fuenla, en la faceta anotadora, comenzó el choque con una claridad pasmosa, con buenas transiciones en ataque, viendo el aro con facilidad y con un intercambio de golpes entre murcianos y fuenlabreños que hacían las delicias de los aficionados, pero donde también se empezó a intuir que la cosa no podía terminar bien ya que esos primeros 10 minutos las defensas de ambos equipos directamente no existieron, de ahí el 29-29 con el se llegó al final del primer parcial.

Pero a partir de ahí, el desastre. La rotación desde el banquillo, al contrario de mantener el nivel atacante, dio un paso atrás y cuando los de Sito Alonso «olieron sangre», se tiraron a la yugular de un Urbas Fuenlabrada que desapareció por completo. Ni balance defensivo, ni ofesivo, ni rebote, ni anotación… el resultado final de ese segundo cuarto (25-5) dejó sentenciado un partido en el que los locales no pararon.

El paso por el vestuario no sirvió absolutamente para nada, más bien todo lo contrario. En apenas 3 minutos Raventós tuvo que pedir dos tiempos muertos para intentar hacer ver a la plantilla que, o reaccionaban, o el ridículo podía ser espantoso. Y, obvio, ocurrió lo segundo.

El Fuenla no volvió a comparecer en el partido, llegando a ir por debajo en el marcador hasta con 35 puntos de diferencia y hasta que Murcia paró. Los últimos 5 minutos del partido los murcianos levantaron el pie del acelerador (o quitaron el pie del cuello del rival) y le dejaron respirar para que apareciera algún jugador de la plantilla fuenlabreña que se puso a jugar únicamente para sus estadísticas, como Sean Armand, ya con el choque totalmente sentenciado.

En definitiva, desastre absoluto de un Urbas Fuenlabrada que tiene mucho que reflexionar y mucho que cambiar si quiere levantar cabeza y salir de este mal arranque liguero que le mantiene en la parte baja de la clasificación, con tan solo dos triunfos, y sobre todo si quiere quitarse de encima las horribles sensaciones que a día de hoy ha dejado una plantilla que no puede volver a perder el orgullo en ni un solo partido más hasta el final de la campaña.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: