El Morabanc Andorra baja de la nube al Urbas Fuenlabrada

En un partido que no tuvo ninguna historia, el Morabanc Andorra baja de la nube al Urbas Fuenlabrada al que vence por 85-71.

El Morabanc Andorra baja de la nube al Urbas Fuenlabrada

Foto: ACB Media

Partido sin resumen ninguno el que disputó el Urbas Fuenlabrada en el Govern D´Andorra ante el cuadro local, el Morabanc Andorra, que prácticamente no tuvo rival durante más de 25 minutos ya que los de Raventós solo «compitió» hasta el minutos 15 de partido.

No tuvo su día el Fuenla. Tras realizar un fin de semana perfecto ganando al Movistar Estudiantes en el WiZink Center y al Lenovo Tenerife en el Fernando Martín, lo que les dio la opción de dejar la permanencia virtualmente conseguida, el bajón físico y de motivación lógico y normal llegó ante los de Ibon Navarro.

Tan solo compitieron los fuenlabreños en el primer cuarto, a pesar de que ninguno de los conjuntos parecía tener el día de cara al aro, de ahí el raquítico resultado al descanso de los primeros 10 minutos (16-16) y que a Andorra parecía persarle el cansancio más que a los visitantes, pero la cosa cambió en el segundo cuarto, cuando primero fueron los locales los que les endosaron un parcial de 9-0 para irse en el marcador al Fuenla; cuando después se lo devolvió el conjunto madrileño para llegar a empatar el marcador a 25, y cuando de nuevo los andorranos le devolvieron el mismo parcial para finiquitar el partido.

Choque finiquitado no por el marcador, sino porque a partir de ese momento al Urbas Fuenlabrada se le desconectaron las fuerzas y las ganas de poder darle la vuelta al marcador. Ya no volvimos a verles. Tan solo Alexander, algo Diallo y un poco Meindl, intentanbana mantener al equipo dentro del partido, pero sin poner en dificultades a un Morabanc Andorra que, como el propio Fuenla la semana anterior ante Tenerife, terminó gustándose y pasando por encima de los fuenlabreños en alguna fase de la segunda mitad.

Decía Josep María Raventós en la previa al partido que no creía que el haber dejado la permanencia virtualmente conseguida no iba a pasar factura en la disputa del choque y, tras la derrota, se vio que el esfuerzo físico y psicológico que mantuvieron para vencer los dos partidos anteriores terminó pasando factura.

No pudieron, por tanto, conseguir el triunfo que certificara dicha permanencia de manera matemática, por lo que ahora solo le queda esperar a que el Estudiantes caiga derrotado ante el MonBus Obradoiro el próximo domingo o, si vencen los estudiantiles, vencer dentro de 10 días al RETAbet Bilbao Basket.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: