El Baloncesto Fuenlabrada se estrella en el Municipal de El Plantío ante el Grupo Ureta Tizona

En el peor partido de lo que llevamos de temporada, el Baloncesto Fuenlabrada se estrella en el Municipal de El Plantío ante el Grupo Ureta Tizona (119-77).

El Baloncesto Fuenlabrada se estrella en el Municipal de El Plantío ante el Grupo Ureta Tizona

Foto: FEB

Doctor Jekyll y Mister Hyde. Aunque sea algo muy recurrente, es la mejor manera de resumir lo que sucedió en la última jornada de la LEB Oro disputada por el Baloncesto Fuenlabrada ante el Grupo Ureta Tizona en El Plantío. Esa y mirar al marcador final del encuentro: 119-77. Pero esa duele mucho.

Y duele no por la derrota, porque se enfrentaban al rival que es el máximo anotador de la competición y que, además, llegaba enrabietado por su derrota ante Melilla la semana anterior. Duele por la imagen mostrada ya que es la primera vez en todo el curso en el que hablamos de una sensación de desconexión en absolutamente todos los aspectos del juego, tanto en defensa, como en ataque y, lo peor, en actitud.

El Fuenla compitió bien tanto en el primer cuarto, que finalizó con 28 – 23 para los locales, como en los primeros 5 minutos del segundo, a los que llegaron con el marcador igualado (42-38 a falta de 5.05 para el descanso). Pero a partir de ahí, se acabó. El equipo se fue desinflando hasta llegar con 55-40 encajando un 13-2 de parcial que, aunque se esperaba la reacción tras el descanso, fue definitivo para matar el duelo.

En la reanudación los de Toni Ten no reaccionaron, obligaron al técnico a pedir tiempo muerto en apenas un minuto de juego del tercer cuarto, pero fue imposible y tras esto, la paliza terminó siendo sonrojante. Minuto a minuto la renta seguía creciendo, de manera imparable, con un Tizona realizando un juego perfecto en todo y un Baloncesto Fuenlabrada irreconocible y, sobre todo, incomprensible. Incompresible porque varios días después, aún no encontramos explicación al por qué un equipo que llega tras encadenar dos victorias consecutivas, realizando buen juego, y ganando entre otros a uno de los favoritos como el Leyma Coruña en tierras gallegas, puede caerse de manera tan estrepitosa una semana después, realizando el peor choque de toda la temporada.

No vale ni lamerse las heridas ya. Esta semana les toca agachar la cabeza, aguantar las críticas de una afición que les sigue acompañando a todos los lados a pesar de no estar bien y, lo más importante, levantarse cuanto antes para encarar con las mejores garantías el exigente encuentro del próximo sábado en el Fernando Martín ante el Força Lleida, con el «regreso a casa» del fuenlabreño Javi Vega.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: