El Baloncesto Fuenlabrada no es capaz de salir de su travesía por el desierto

Tras 13 jornadas disputadas y con una victoria sobre el descenso, el Baloncesto Fuenlabrada no es capaz de salir de su travesía por el desierto.

El Baloncesto Fuenlabrada no es capaz de salir de su travesía por el desierto

Foto: Baloncesto Fuenlabrada / Alba Pacheco

Solo restan cuatro partidos para que se ponga punto y final a la primera vuelta de la LEB Oro, en el año del regreso del Baloncesto Fuenlabrada a la segunda liga del basket español, y las cosas no están saliendo en el Fernando Martín como estaban previstas en un principio.

Si, es cierto que aún queda mucha competición por delante y que lo normal es que el equipo se vaya para arriba y la historia cambie. Pero a día de hoy, la realidad es que la posición en la tabla de clasificación indica que los fuenlabreños no están ni de cerca al nivel que tienen que estar, por nombre, por historia y, sobre todo y lo más importante, por la calidad de la plantilla. Los números no dejan dudas: 13 partidos disputados, tan solo 4 triunfos, 9 derrotas y en 14ª posición con tan solo una victoria de diferencia con el descenso.

Pero lo peor no son los números como tal, porque hay que añadir que de los 6 encuentros que han disputado como locales en el Fernando Martín, solo han sido capaces de ganar uno de ellos. El problema que a primera vista se ve es la fragilidad anímica de una plantilla ya de por si corta en algunas posiciones, como el juego interior.

El duelo del pasado sábado en la Calle Grecia es el ejemplo que mejor resume cómo está la plantilla. Los de Toni Ten realizaron una buena primera mitad frente al ICG Força Lleida, sobre todo el segundo cuarto, demostrando que cuando las cosas van de cara son un equipo que sabe jugar al baloncesto, que tienen calidad más que de sobra como para poder pelear contra cualquiera e, incluso, para estar entre los seis, siete primeros de la clasificación. Pero ese buen juego mostrado en los primeros 20 minutos del partido, que les llevó al descanso con una renta de 11 puntos y teniendo el duelo controlado, desapareció tras el paso por los vestuarios y se volvió a ver la imagen mala que vienen mostrando en muchos momentos. La imagen de un grupo que, como se ha repetido demasiadas veces ya, cuando ve que ya no anota con facilidad y, sobre todo, le anotan grandes parciales en contra, se viene abajo y ya no es capaz de buscar «planes B» para voltear la situación.

Eso ocurrió ante Lleida para, tras tener rentas de entre 10 y 12 puntos, terminar cayendo derrotados en un final de «cara o cruz», pero al que no debieron llegar después de la buena primera parte realizada.

A partir de ahí, muchas cosas se pueden debatir: la confección de la plantilla, la dirección desde el banquillo, la calidad de la plantilla, el liderazgo de los que tienen que tirar del carro en la pista o, evidentemente, el trabajo de búsqueda de dinero para ampliar el presupuesto y poder acometer los cambios y las decisiones que se deban tomar para poder darle la vuelta a todo y salir de una vez de la travesía por el desierto que el Baloncesto Fuenlabrada está atravesando, no solo esta temporada, sino en las últimas aún en la Liga Endesa. Y hasta que eso no se produzca, por no tener dinero en las arcas del club (dinero para poder realizar fichajes, etc, no de asuntos de otra índole) las cosas continuarán como hasta ahora, por lo que al aficionado del conjunto fuenlabreño solo les queda rezar y esperar a que esta plantilla, la misma que pasó por encima del Cáceres Patrimonio de la Humanidad o ganó a uno de los «gallitos» como es el Leyma Coruña en Galicia, sean capaces de creerse de una vez que tienen calidad de sobra como para competir y ganar a cualquier conjunto de toda la competición.






Noticias relacionadas

  • Fichaje y debut de Víctor Moreno con el Baloncesto Fuenlabrada
  • El Baloncesto Fuenlabrada se estrella en el Municipal de El Plantío ante el Grupo Ureta Tizona
  • El Baloncesto Fuenlabrada no levanta cabeza y cae de manera contundente ante Alimerka Oviedo
  • El Baloncesto Fuenlabrada lo intenta pero suma su sexta derrota en ocho jornadas
  • Nueva edición del Campus de Navidad del Baloncesto Fuenlabrada
  • Tomás Bellas quiere pasar página y mirar ya al choque ante Alicante
  • No hay manera de ver ganar al Baloncesto Fuenlabrada en el Fernando Martín
  • Deja un comentario

    Your email address will not be published. Required fields are marked as *

    *

    A %d blogueros les gusta esto: