Décima derrota consecutiva de un Carplus Fuenlabrada que se ha olvidado de ganar

En un Fernando Martín casi lleno que estalló al final del partido llegó la décima derrota consecutiva de un Carplus Fuenlabrada que se ha olvidado de ganar.

Décima derrota consecutiva de un Carplus Fuenlabrada que se ha olvidado de ganar

Foto: ACB Media / Alba Pacheco

Con gritos de «directiva dimisión» por parte de gran parte de la afición del Pabellón Fernando Martín en la recta final del partido es como estalló todo por los aires, tras una nueva derrota del Carplus Fuenlabrada, esta ocasión ante UCAM Murcia y después de un desconcertante encuentro.

Desconcertante porque se volvieron a ver, y ya son muchas veces a lo largo de la primera vuelta, dos caras muy diferentes de un mismo equipo. Y es que el Fuenla fue una cosa en la primera mitad y otra distinta en la segunda. Y eso es lo que es muy complicado de entender para el aficionado fuenlabreño que está viendo como jornadas tras jornada la luz de los fuenlabreños en la ACB se va apagando, a pesar de que aún resta toda la segunda vuelta de la competición.

En este caso el marcador final, 72-88, no refleja del todo lo sucedido en la pista, porque a excepción hecha de un horrendo último periodo, los otros 30 minutos se vio a un Carplus Fuenlabrada que con los mimbres que tiene tuvo contra las cuerdas a los de Sito Alonso. Se vio a un Fuenla que corría, que anotaba con relativa facilidad, que era capaz de dominar el rebote un partido más y que, a pesar de las pérdidas de balón y los tiros libres, se mostraba solvente para cortar una y otra vez los intentos de reacción de un UCAM Murcia que solo olió sangre y se tiró al cuello de su rival en el último periodo.

Por desgracia, después de nueve derrotas consecutivas, cuando se pierde de nuevo solo sale a la luz todo lo malo y poco queda en la retina del espectador de las cosas buenas que se hicieron antes. Y en esas estamos todos.

Lo sucedido en el último cuarto es algo que no se debería permitir más si este Fuenlabrada quiere pelear por mantener la categoría. Además del bajón del juego, algo que no hace falta que contemos de nuevo porque es el mismo guion de casi todas las semanas, la imagen de equipo roto, con discusiones por jugadas en la pista entre algunos miembros de la plantilla y, lo más grave, la bronca tremenda entre José Luis Pichel primero con Jovan Novak y más tarde, el detonante de que todo saltara por los aires, con Klevin Hannah que acabó con Salva Guardia separando a ambos y con el jugador quitándose la camiseta de juego, hizo que la grada también explotara ya que ahí se acabó toda resistencia fuenlabreña ante un Murcia que solo tuvo que apretar el acelerador un poco para sacarlos del partido y quedarse con la victoria.

Se acaba el duelo con bronca en la pista, con bronca en la grada contra la directiva, algo que casi nunca habíamos visto en el Pabellón Fernando Martín y con la sensación de que o algo se cambia de inmediato o irremediablemente este Carplus Fuenlabrada, a día de hoy, es carne de LEB Oro.

Y tras esto, la pelota está en el tejado de la junta directiva que tendrá que tomar medidas, realizar acciones inmediatas y drásticas, para buscar una solución a una de las temporadas más duras y más complicadas de la historia del Baloncesto Fuenlabrada en la máxima categoría del baloncesto española, tras 25 años en ella.






Noticias relacionadas

  • Oscar Quintana vuelve al Carplus Fuenlabrada 19 años después
  • José Quintana analiza una de las peores crisis del Carplus Fuenlabrada en la ACB
  • Gran Canaria atropella a un Carplus Fuenlabrada que no da señales de vida
  • Viny Okouo analiza la derrota del Carplus Fuenlabrada ante el Basquet Girona
  • Los equipos profesionales de Fuenlabrada comienzan 2023 con tres dolorosas derrotas
  • Eyenga apunta a la falta de concentración como causa de la mala racha del Carplus
  • Un tercer cuarto descomunal de Baskonia saca del partido al Carplus Fuenlabrada
  • Deja un comentario

    Your email address will not be published. Required fields are marked as *

    *

    A %d blogueros les gusta esto: