Continúa el Efecto Pichel y el Carplus Fuenlabrada suma la segunda victoria consecutiva

Por segunda semana y ante otro rival directo, continúa el Efecto Pichel y el Carplus Fuenlabrada suma la segunda victoria consecutiva.

Continúa el Efecto Pichel y el Carplus Fuenlabrada suma la segunda victoria consecutiva

Foto: ACB Media / E. Casas

El partido en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza se presentaba como una muy buena oportunidad para ambos contendientes, tanto el cuadro local, el Casademont Zaragoza, para salir del pozo y lograr su primera victoria de la temporada ante un rival directo, como para el Carplus Fuenlabrada que tras ganar al Betis en la jornada anterior, quería sumar el segundo triunfo consecutivo para dejar más tocado a los zaragozanos. Y así salió el partido.

José Luis Pichel, el técnico de los fuenlabreños, destacó en la rueda de prensa posterior que «no parecía un partido del mes de octubre sino que parecía más un partido de final de temporada». Es el resumen perfecto de los que sucedió en la pista maña entre dos equipos que necesitaban imperiosamente el triunfo.

Los fuenlabreños fueron los que golpearon primero en la moral del rival, yendo siempre por delante en el marcador a excepción hecha del primer 3-0 con el que arrancó el duelo, ya que tras esto los de Pichel comenzaron a poner la misma intensidad que lograron alcanzar frente al Betis la semana anterior, esto es, poder defender más o menos con dureza e intentar correr más que el rival en las posesiones de ataque, lo que dejaba una primera mitad en la que Kromah volvió a dar muestras de que ya ha llegado el jugador que fue segundo máximo anotador de la liga francesa la temporada pasada y en la que se vio también, algo que ya no es novedad, a un Basala Bagayoko que se está comiendo cada minuto que los técnicos le dan en cada duelo.

Todo esto, junto a los buenos minutos en defensa de Juan Fernández o de Dusan Ristic, más la tensión de Eyenga, la dirección de Novak y los gritos desde la grada de los 150 aficionados que viajaron a Zaragoza, hicieron que el Fuenla dominase el marcador de principio a fin de la primera mitad, a pesar de que al descanso tan solo vencían con una renta de 6 puntos, algo que era claramente corto para los méritos de uno y otro equipo.

El problema del partido llegó, de nuevo, en el tercer cuarto cuando los de Pichel se parecieron más a lo que sucedió en los dos primeros partidos de la temporada que a lo se acababa de ver ante un Casademont Zaragoza que tenía que reaccionar, y lo hizo.

Los de Porfirio Fisac, que se estrenaba como entrenador de los aragoneses, comenzaron a ver aro con más facilidad, con Sant-Roos como jugador más destacado y poco a poco fueron sacando del partido a un Fuenla que no era capaz de reaccionar pero que, por contra, era capaz de no perderle la cara al duelo y manterse en el mismo. Esto sirvió para llegar a una recta final de partido que fue una locura. Cuando parecía que los locales podían romper el duelo, con 3 puntos de ventaja en el último minuto y medio, llegó la figura de Jovan Novak. El base serbio fue el protagonista de las dos jugadas clave para senteciar el choque tras darle la vuelta al marcador, primero con su única canaste del choque tras un lanzamiento fallado por Clevin Hannah (muy buenos minutos del capitán que poco a poco se va pareciendo a lo que conocemos de él) y, después, con un robo de balón sobre Santi Yusta que dio la posibilidad de que Ristic metiera un balón picado a Kromah, el mejor del choque, que anotó una bandeja para casi sentenciar la victoria.

Al final el 79-82 que marcaba el luminoso del Príncipe Felipe refleja la complejidad del partido y de lo que se jugaban los dos equipos, pero el triunfo terminó cayendo del lado fuenlabreño, sumando así la segunda victoria consecutiva de la temporada y dándole un balón de oxígeno enorme a un Carplus Fuenlabrada que el próximo domingo llega al WiZink Center para enfrentarse al Real Madrid con la moral por las nubes y en busca de dar la sorpresa de la jornada.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: