Beneficios de la práctica de pilates

El Método Pilates fue creado por Joseph Pilates, un tipo de entrenamiento que aporta enormes beneficios.

Beneficios de la prácitca de pilates, un método de entrenamiento que se ha puesto de moda en los últimos años por los excelentes resultados que se han observado con su práctica.

El Método Pilates fue creado por Joseph Pilates, el cual fue desarrollando el mismo a lo largo de su vida y fue después de su muerte cuando sus seguidores han hecho evolucionar el método hasta lo que conocemos en el día de hoy.

El método fue ideado por su creador para ayudar a mejorar el estado de salud de heridos de guerra internados en un campo de concentración. Por tanto, su principal ventaja es que puede ser practicado por cualquier persona, desde aquel que se encuentre completamente sano y que quiera realizar ejercicio hasta aquellas personas con lesiones, patologías previas o alteraciones estructurales.

El Pilates es un tipo de ejercicio físico que, al contrario que en otras disciplinas que se centran en el trabajo muscular analítico, abarca el fortalecimiento de la musculatura profunda, incluyendo globalidad en sus ejercicios, realizando al mismo tiempo el trabajo articular y muscular.

Es imprescindible realizar los ejercicios de manera muy controlada, a poder ser guiada y supervisada en todo momento por un fisioterapeuta o profesional de la salud especializado.

Es importante que el personal encargado de impartir las sesiones cuente con la cualificación necesaria en el campo de la biomecánica corporal, para enseñar su correcta ejecución y porque los ejercicios pautados deberán ser individualizados y adaptados a los antecedentes y patologías del paciente. De lo contrario podríamos causar lesiones a los alumnos o no obtener los resultados esperados.

Los beneficios son múltiples, observándose los siguientes resultados a nivel musculoesquelético:

. Tonifica y refuerza la musculatura

. Mejora la postura

. Aporta flexibilidad

. Genera estabilidad articular

. Favorece el control motor

En la actualidad, los dos tipos de Pilates que existen son suelo y máquinas, los cuales surgen del método original. A partir de ellos han ido apareciendo otros subgrupos basados en los mismos principios pero siendo más “comerciales” de cara al usuario, como son: pilates aéreo, aquapilates, yoguilates, cross pilates, etc.

Se estima para conseguir disfrutar de sus beneficios, una frecuencia mínima de 2 días a la semana, siendo ideal llegar hasta 4 horas pero esto   dependerá de los objetivos que se hayan planteado al inicio del programa y de las necesidades y preferencias de cada individuo.

En la Clínica Universitaria de la URJC, tal como nos cuenta Laura Bonilla, fisioterapeuta, existen varios grupos de pilates en horario de mañana y tarde. Todas las clases se realizan en aforos reducids y en grupos pequeños, respetando el protocolo vigente por Covid-19.  Para obtener información hay que dirigirse a la web de la Clínica Universitaria o llamar al teléfono  de la misma.

 
 






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: