Yo soy Ratón: música y revolución

Una apuesta singular, que consigue unir a adultos y pequeños mediante el juego, la empatía y la música.

Yo soy Ratón visita Días de Radio para hablarnos de su música. Canciones que retratan el mundo de los más pequeños de la casa (conflictos con el mundo adulto, sus ilusiones, sus retos…) con las que los adultos reflexionan sobre actitudes heredadas.

Está revolucionando el mundo Musical Infantil. Un grupo que está en pleno crecimiento, muestra de ello es que el pasado 19 de enero llenaron el Teatro Circo Price en su concierto (Yo Soy Ratón, ¿y tú quién eres?) del Inverfest. El éxito de Yo soy Ratón tiene que ver con su apuesta por romper los patrones habituales de lo infantil. Yo soy Ratón: música y revolución

Sus canciones reflejan situaciones del día a día desde la óptica de los más pequeños. Letras que provocan en madres y padres urticarias, sonrisas y meditaciones. Es música con mayúsculas, sin infantilizar, con la que sentir, jugar y crear espacios de comprensión entre generaciones.

Para los más pequeños de la casa Yo soy Ratón es diversión y sorpresa, una inesperada ocasión para poder reivindicar consignas revolucionarias, y por qué no, también escatológicas. Un lugar en el que descubrir aquellas otras dimensiones de la música más allá de la puramente lúdica: su poder para conmover, aunar y crear espacios de comprensión. Para adultos es una oportunidad para dejarse llevar, de empatizar y crear lazos de complicidad con los pequeños.

El grupo surge de la unión de Manu Rubio, músico, educador y psicomotricista formado en el método Reggio Emilia, reconocido por la UNESCO como una de las mejores pedagogías para etapas infantiles, y Paul Castejón, compositor multinstrumentista, que lleva ya 10 años en la mítica banda de rock Asfalto además de su trabajo como productor, con amplia experiencia en el mundo de la canción infantil (Pica Pica), publicidad y el cine.

En definitiva Yo Soy Ratón se desmarca de los patrones habituales de lo infantil, combinando el rock con la world music, el funk o el ambient. El resultado es una experiencia vibrante, que se pudo vivir hace pocos días en el Inverfest, con pasajes que van desde lo divertido a lo tierno, de lo grandioso a lo evocador, para poco a poco entrar en la conciencia de más personas. Y es una realidad que lo están consiguiendo. Próximamente se les puede ver en Leganés (este viernes), Valladolid, Guadalajara o Murcia.







Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: