Un buen Montakit no puede con el juego exterior del Bilbao Basket

En la sexta jornada de la Liga Endesa se vio que un buen Montakit no puede con el juego exterior del Bilbao Basket en el Bilbao Arena.

Un buen Montakit no puede con el juego exterior del Bilbao Basket

Foto: ACB Photo

Gran mejoría del Montakit Fuenlabrada en la sexta jornada de la Liga Endesa, aunque no le bastó para poder lograr la tercera victoria de la temporada y terminó cayendo en el Bilbao Arena, en Miribilla, ante un RETABet Bilbao Basket que terminó matando el duelo desde la línea de tres puntos.

Solo hay que echar un vistazo a la estadística del partido para fijarse en ese contundente 16 de 31 que los de Alex Mumbrú lograron en el triple, muchos de ellos en la segunda mitad, ante lo que poco pudieron hacer los jugadores de Jota Cuspinera en un duelo que, para los fuenlabreños, estuvo marcado por las circunstancias extra deportivas.

El Fuenla llegó a Miribilla con cuatro bajas (Rowland, Alonso, Anderson y Liggins) además de con varios jugadores que continúan arrastrando molestias que les impiden estar a su mejor nivel, como Gillet o Bellas, aunque durante el transcurso de los 40 minutos solo se notó en un par de ocasiones, mediado el segundo cuarto y ya dentro de los dos últimos minutos.

Salió mejor el Montakit, que llegó a gozar de una renta de 8 puntos colocándose con un claro 12-20 en el luminoso de la pista bilbaína, pero poco le duró y los locales fueron capaces de dejar esa renta en tan solo 2 puntos en el final del primera cuarto.  A partir de ahí, la igualdad fue la que predominó con ventajas que nunca llegaron a pasar de los 12 puntos para Bilbao y que rápidamente reducian los fuenlabreños.

Lo malo es que esta tónica se mantuvo todo el duelo, es decir, cada vez que Bilbao Basket se iba en el marcador rápidamente reaccionaban los de Jota Cuspinera, pero nunca como para darle la vuelta al marcador y a lo más que se llegaron a acercar fue a dos puntos ya en la recta final del duelo.

Cuando parecía que el partido se encaminaba a los últimos instantes donde se iban a jugar la victoria, varios triples consecutivos (o bien de Sergio Rodríguez; bien de Rousselle), más una recuperación local en una internada en la zona de Christian Eyenga, terminaron para finiquitar el partido y darle el triunfo a los vascos, 92-80, que continúan siendo junto a San Pablo Burgos y, sobre todo, Casademont Zaragoza, una de las grandes sorpresas del inicio liguero.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: