Popovic deja al Montakit Fuenlabrada a un paso de la Copa del Rey

Con una exhibición espectacular en el tercer cuarto (cinco triples en menos de cinco minutos), Marko Popovic deja al Montakit Fuenlabrada a un paso de la Copa del Rey de Las Palmas.

ACB Photo / M. González

Lo que vivimos en la última jornada de la Liga Endesa con el Montakit Fuenlabrada vamos a tardar mucho en olvidarlo, si es que llegamos a hacerlo, ya que el ambientazo y el tremendo partido disputado en el Coliseum de Burgos, ante el San Pablo, le sirve al cuadro de Nestor García para alargar la leyenda y seguir ampliando un récord que va a ser muy complicado de superar: 9 victorias y solo 3 derrotas en las 12 jornadas disputadas. Es decir, el mejor arranque en toda su historia del Baloncesto Fuenlabrada.

Pero el triunfo ante el conjunto burgalés por 69-71 no solo sirve para seguir alargando dicho récord, sino que además deja al Fuenla en una posición privilegiada para pelear por un puesto entre los ocho primeros clasificados que disputarán la Copa del Rey en Las Palmas. Los del Che, con esta novena victoria, ascienden hasta la tercera plaza (superando al FC. Barcelona que cayó en el Palau ante Gran Canaria) y consiguen un colchón de tres partidos con el Unicaja de Málaga, que es quien marca el corte para la competición copera, por lo que están a un partido de volver dos años después de disputar la Copa de A Coruña.

Eso si, para estar en esa situación, los fuenñabreños tuvieron que tirar de épica, por tercera semana consecutiva, y remontar 11 puntos en contra que llegaron a tener en varias fases del partido los de Diego Epifanio, un San Pablo Burgos que cada jornada que pasa compite mejor y que a punto estuvieron de quedarse con la victoria.

En los dos primeros cuartos solo Marko Popovic sostenía a los visitantes, que no se encontraron cómodos ni en defensa ni en ataque, sin encontrar el camino para detener el buen trabajo burgalés y sin capacidad de reacción nada más que a ráfagas, lo que no les servía para voltear el marcador.

Pero en el tercer cuarto apareció la figura del mejor jugadro del Montakit Fuenlabrada, como es Marko Popovic, que se convirtió en verdugo de los locales y con 5 triples, casi consecutivos, devolvió el “ADN Fuenla” al equipo, es decir, defensa, ataque y, sobre todo, creer en lo que estaban haciendo en la pista para lograr ponerse por delante en el marcador, lo que les sirvió para llegar con opciones al final y jugar con la ansiedad de los azules, penúltimos en la clasificación.

Paco Cruz con una bandeja casi al final, una defensa perfecta de Eyenga sobre Huskic, un tiro libre suyo  y el error de Corey Fisher en el tiro final le dieron a los fuenlabreños el derecho, y ya de manera definitiva, de ir reservando plaza hotelera y billetes de avión para, posiblemente, viajar a Las Palmas de Gran Canaria a disfrutar de una nueva edición de la Copa del Rey.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*