Policía Local de Fuenlabrada, ejemplo de profesionalidad

Nuestra función es garantizar la seguridad de las personas

Desde la declaración del Estado de Alarma han pasado 46 días en los que en líneas generales la ciudadanía fuenlabreña ha tenido un comportamiento ejemplar. Así lo demuestra el bajo número de sanciones que la policía local ha tenido que imponer en una ciudad como Fuenlabrada con más de 200.000 habitantes.

Policía Local de Fuenlabrada, ejemplo de profesionalidadMiguel Ángel García, Jefe de Policía Local de Fuenlabrada alaba el enorme compromiso adquirido por los y las ciudadanas de la ciudad y agradece el comportamiento ejemplar que están teniendo en estos momentos tan complicados.

Desde el punto de vista profesional, Miguel Ángel hace especial énfasis en que la función de la policía es garantizar la seguridad de todas las personas, lo que no les impide ser un cuerpo de seguridad cercano a las necesidades más humanas de la ciudadanía.

Hay que recordar que los miembros del cuerpo de policía local, además de las  tareas cotidianas están llevando a cabo otras muchas actuaciones de índole social: traslado de enfermos al hospital, entrega de alimentos a mayores y personas con discapacidad, sin olvidar la labor pedagógica constante.

Tras 24 años de profesión, Miguel Ángel reconoce que se viven situaciones  muy duras en estos días, en los que su principal miedo es mantener y garantizar la seguridad sanitaria de toda la plantilla, pero también alude a momentos en los que las emociones encontradas han aparecido y, hace referencia a los primeros días en los que a través de la megafonía recordaban a los ciudadanos las obligatoriedad de quedarse en casa, algo que le resultaba duro y mientras esto ocurría, los niños y niñas, lejos de quejarse, le daban las gracias. Añade que una de las cuestiones más difíciles es llegar a casa y cambiar el chip tanto por salud mental como para no generar preocupación en el ámbito familiar.

Por su parte, Raúl García, policía local con 12 años en el cuerpo, señala que se  viven momentos de dolor cuando por ejemplo, han de comunicar a las familias el fallecimiento de algún ser querido, o asistir en algún fallecimiento, pero aún en esas circunstancias, añade que hay que sobreponerse y actuar con la vocación de servicio público intrínsica en su profesión.

Ambos miembros del cuerpo coinciden en que han de anteponer la profesionalidad al miedo e inciden en que su labor es la defensa de las libertades de la ciudadanía y el control asistencial, si bien es cierto, que los dos   subrayan que detrás del uniforme hay un ser humano que sufre, teme por los suyos y se alegra cuando se puede resolver cualquier situación conflictiva.

Día a día están expuestos a las consecuencias del virus, tanto físicas como emocionales. Raúl García explica que viven situaciones que ponen a prueba su profesionalidad a la hora de soportar emocionalmente ciertas vivencias, como asistir a la recogida de un cadáver o explicar a los niños el fallecimiento de uno de sus familiares.

Durante el Estado de Alarma la Policía Local ha desempeñado el importante papel de obligar a cumplir las normas del confinamiento. Sin embargo, el jefe de policía concluye poniendo en valor que su labor no hubiera sido posible sin la extraordinaria colaboración de la población: “proporcionalmente el número de sanciones muestra que Fuenlabrada es una ciudad que ha cumplido excepcionalmente con lo que exige el momento”.






Un comentario a Policía Local de Fuenlabrada, ejemplo de profesionalidad

  1. David dice:

    Este artículo es un chiste.No han sancionado porque no han hecho su trabajo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: