Piden dos años de cárcel a un trabajador de Coca-Cola por disturbios con la policía

Piden dos años de cárcel a un trabajador de Coca-Cola por disturbios con la policía. Las cargas policiales contra los trabajadores se produjeron el 15 de enero de 2015

José Manuel Fernández Galán, «Galán» para sus compañeros y amigos, afronta el lunes 23 de mayo un juicio por resistencia a la autoridad, desórdenes públicos y agresión a la autoridad, por el que le piden dos años de cárcel y una fianza de 14.800 euros.

A las 11 de la mañana comienza el juicio en los Juzgados de lo Penal de Móstoles por unos hechos que ocurrieron el 15 de enero de 2015, en plena lucha de los trabajadores por el Expediente de Regulación de Empleo presentado por la multinacional Coca-Cola Iberian Partners en su planta de Fuenlabrada y que iba a dejar en la calle a más de 300 trabajadores.

José Manuel Fdez. Galán

José Manuel Fdez. Galán

Ese día se produjeron unas cargas policiales contra los trabajadores que cada día protestaban por su despido a las puertas de la fábrica. «Galán», al igual que sus compañeros, hizo de barrera humana ante el avance de los miembros policiales y en una de las cargas fue detenido. Le llevaron al hospital donde estuvo esposado hasta que le atendieron de diversos golpes y contusiones en el servicio de Urgencias.

Este trabajador confía en que el próximo lunes declaren su absolución «porque no he hecho nada, aquel día estaba defendiendo mi puesto de trabajo ante el ERE ilegal e irracional que había impuesto la compañía. Me acusan de haber tirado al suelo a cinco policías y de haber agredido a dos de ellos, cuando mi condición física me impedía casi mantenerme de pie ya que padezco desde hace años una fractura en el coxis».

Hoy ha recibido el apoyo de sus compañeros y del partido político Convergencia de la Izquierda (antigua Izquierda Unida). En rueda de prensa, en la que han estado presentes varios representantes de esta formación en municipios como Parla o Móstoles, Teresa Fernández, miembro de Fuenlabrada ha querido destacar que «desde Convergencia queremos mostrar una vez más nuestro apoyo a los trabajadores de Coca-Cola, en este caso a los que por ejercer pacíficamente los derechos de los trabajadores, acaban encausados y procesados».

Daniel Andrés, miembro del Comité de Empresa por CCOO, ha asegurado que «es un montaje más de la policía. Los de deberían sentarse en el banquillo son los responsables de Coca-Cola que siguen incumpliendo la sentencia de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo, y no un trabajador que defendía su puesto de trabajo».

 






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: