Pedro Díaz Loeches, una vida dedicada al CF. Fuenlabrada

Tras una lucha hasta el final contra el cáncer, falleció a los 68 años de edad.

Pedro Díaz Loeches, una vida dedicada al CF. Fuenlabrada. No hay mejor frase para empezar una de esas noticias que parece imposible que tengamos que contar. El que ha sido una de las personas más importantes en la historia del equipo fuenlabreño, nos dijo adiós tras varios meses de pelea contra el maldito cáncer.

A pesar de que llegó al Fuenla 3 años más tarde de su puesta en marcha, Pedro Díaz es uno de los fundadores del equipo y lo ha visto pasar por casi todas las categorías y por todos los campos posibles. Desde la preferente y los campos de tierra como el de La Aldehuela hasta, poco a poco, el crecimiento del club consiguiendo el sueño del ascenso a la Segunda División, sueño que vivió intensamente en Huelva justo antes de que se le diagnosticara la enfermedad.

En ese césped del Nuevo Colombino fue la última vez que un servidor, Roberto Fernández, quien escribe hoy estas líneas, pude charlar con él. Para la eternidad queda el audio del momento en el que entró conmigo en la celebración de uno de nuestros sueños. Pero para mi quedan los abrazos de después y las lágrimas de alegria viendo que nuestro Fuenla había conseguido estar en el fútbol profesional.Pedro Díaz Loeches, una vida dedicada al CF. Fuenlabrada

Pero antes de ese día hay muchos otros, durante más de 20 años, que tras la maldita noticia con la que nos despertamos ayer se me han ido amontonando en la cabeza. Pedro siempre fue una de esas personas que te marcan casi desde el día que le conoces. Cuando comenzaba mi andadura en esta maravillosa profesión que es el periodismo deportivo, él fue uno de los que más pendiente estaba de que no me faltara nada, siempre preguntando si estaba bien, si necesitaba algo o, en algunas ocasiones, mediando con las diferentes directivas para que pudiese viajar con el equipo por los diferentes campos en los que hemos estado.

Siempre dispuesto a echar una mano, conmigo al menos, también fue uno de los más críticos y duros cuando no le gustaba algo de lo que había dicho o contado en la radio. «Rober, como se nota que te gusta más el baloncesto, eh??» era una de las frases que más recordaré porque, en tono de broma, me la repetía cada cierto tiempo porque no le había gustado que algún día diera más tiempo a un equipo que a otro.

Pero lo mejor era que, tras alguna regañina por no estar de acuerdo con algo que había dicho, minutos más tarde se acercaba por detrás y casi al oído me decía un «pero aún así lo haces bien».

Son muchas vivencias, muchas anécdotas, muchos viajes, muchos encontronazos y muchos abrazos. Y momentos como el vivido en Villaviciosa, en Asturias, en un partido ante el Lealtad en el que antes de tenerse que ir corriendo en un taxi con Raúl Moreno al hospital, (el portero se había dislocado el hombro en un choque contra el poste nada más comenzar el duelo), tuvo que llamar él mismo a un par de agentes de la Guardia Civil porque vio como algunos aficionados del equipo asturiano se habían colocado a mi alrededor con cierta imagen de no dejarme retransmitir con tranquilidad. Así era, pendiente siempre de todo.

Enomorado de su CF. Fuenlabrada, del fútbol y de su Athletic de Bilbao, Pedro siempre tenía un gesto amable, una sonrisa o un abrazo para todo aquel que quisiera al equipo tanto como él. Y suena a tópico, pero no lo es, porque el Fuenla ha dejado de ser «un poquito» el Fuenla. La oficina del Torres en la que siempre estaba se va a hacer más grande cuando entremos allí. Porque el hueco que deja en la entidad azulona es demasiado grande. Porque los Ramón Gª Pajuelo, Julián Pérez Escolar, Guy o el propio Pedro Díaz son nombres que, pase el tiempo que pase, siempre estarán ligados al Fuenla, a su club, a su equipo.

Al menos, y es una de las cuestiones de las que incluso hablamos tras el partido en Huelva, en el que se había conseguido el sueño del ascenso, me quedo con lo que me dijo en el césped del Nuevo Colombino: «ya lo he visto todo. Ya estamos donde quería. Ahora solo quiero disfrutarlo».

Al menos, ha visto a su Fuenla en Segunda División. 44 años después, su equipo, el de toda su vida, está donde él quería verlo. Y con esos momentos como el de la foto que acompaña este texto, disfrutando de azul, es con lo que me quedo.

Descansa, Pedro Díaz. Y disfruta de tu Fuenla desde ahí arriba.

ROBERTO FDEZ.






Noticias relacionadas

  • El Fuenla sella la permanencia y se mete en la lucha por el play-off de ascenso
  • El CF. Fuenlabrada ficha al portero Pablo Alcolea hasta final de temporada
  • El Fuenla consigue la permanencia virtual en El Toralín
  • El Fuenla se deja dos puntos en su partido contra el Extremadura
  • El Fuenla busca ante el Oviedo acercarse a la permanencia
  • Un espectacular Gassama acerca al Fuenla a la permanencia
  • Solo un error puntual tumba al Fuenla contra el Rayo Vallecano
  • Gassama repasa el primer partido y mira hacia el Rayo Vallecano
  • Deja un comentario

    Your email address will not be published. Required fields are marked as *

    *

    A %d blogueros les gusta esto: