La Policía desarticula una de las mayores redes de trata sexual de la UE

Se realizó un operativo conjunto en varias ciudades españolas y Rumanía. En la operación han detenido a 11 personas y liberado a 13 mujeres en Fuenlabrada, Ibiza y Asturias

La Policía desarticula una de las mayores redes de trata sexual de la UE en una actuación coordinada por Europol y Eurojust. En la investigación se ha logrado identificar a varias víctimas a las que la organización habría tratado y obligado a ejercer la prostitución en un polígono industrial en Fuenlabrada , así como en Ibiza y Asturias.

Para llevar a cabo la desarticulación de la red se realizó un dispositivo policial entre España y Rumanía en el que se llevaron a cabo 12 entradas y registros en ambos países: cinco en Madrid, una en Asturias y el resto en Rumanía.

Foto: La Sexta

De los 13 arrestados, tres fueron en Madrid, dos en Marbella, dos en Oviedo y cuatro en Rumanía. La organización delictiva actuaba en varios países de Europa como Alemania, República Checa y Países Bajos. El cabecilla de la trama es un ciudadano rumano apodado “Becu”.

Becu fue miembro de el clan de Ioan Clamparu, alias «Cabeza de Cerdo», uno de los mayores proxenetas de Europa. Al ser detenido Ioan, su mano derecha Dorel heredó el liderazgo de una red criminal que se dedicaba a prostituir y extorsionar a mujeres. Becu mantenía diferencias insalvables con Dorel por lo que salió de la organización y fundó su propio grupo de trata de personas en España. Al morir Dorel, la red de Becu quedó como la principal mafia rumana en territorio español.

Las víctimas eran captadas por el método del “Lover Boy”, consistente en simular una relación sentimental para después conminar a la mujer a ejercer la prostitución aludiendo a la necesidad de dinero para ambos. Todos los miembros de la banda practicaban el método con varias chicas. Evitaban que las chicas huyeran con coacciones y amenazas. Además, llegaban a financiar operaciones estéticas a las mujeres para que obtuvieran más beneficios al prostituirse.

Los beneficios eran blanqueados en Rumanía por medio de empresas controladas por la red y con la compra de propiedades y vehículos de alta gama. El traslado del dinero se realizaba por medio de emisarios que viajaban a Rumanía llevando dinero en metálico y también a través de colaboradores en empresas de paquetería, en los que llegaron a portar al menos 40.000 euros, a lo que se suma que contaban con la participación en Rumanía de un expolicía para eludir los controles policiales y facilitar las actividades de la organización.






Noticias relacionadas

  • Llega el terror a Fuenlabrada en el XI Blood Horror Film Festival
  • 86 conductores sancionados en los controles del uso del cinturón de seguridad
  • La Semana de la Ciencia se centrará en la astronomía y la robótica
  • Actividades feministas en la Escuela Clara Campoamor
  • Cursos y talleres de programación Ingéniate
  • La Escuela de Formación 3.0 del CIFE llega ya a los 111 cursos online gratuitos
  • Llega la IV edición de FuenlActívate con más alternativas de ocio
  • En la Comunidad de Madrid se registran un millar de infecciones por VIH al año
  • Deja un comentario

    Your email address will not be published. Required fields are marked as *

    *