Importancia de la gestión familiar en los procesos de adopción

Familia y adopción desde la Clínica Universitaria de la URJC.

Adoptar a un niño o una niña es una decisión que afecta de modo bidireccional tanto  en el presente inmediato como a medio y largo plazo por ello la importancia de la gestión familiar en los procesos de adopción.

La familia es el núcleo que proporciona el desarrollo emocional, interpersonal y cultural para el desarrollo de los niños y niñas y tiene que atender todas las necesidades de los menores en especial, en situaciones de adopción ya que por norma general los pequeños han sufrido un rechazo y un abandono incluso antes de nacer. Además, no hay que olvidar que han carecido tanto de una figura de referencia estable y de hogar, lo que genera un daño en su apego, en su forma de relacionarse y un constante cuestionamiento de los por qués de esa situación por la que han pasado.

La edad a la que se produzca la adopción es uno de los factores más importantes a tener en cuenta. A mayor edad, mayor número de recuerdos y vivencias negativas, lo que provoca más daños emocionales que no pueden ser obviados ya que los vínculos primarios son fundamentales para establecer las bases de la personalidad, por lo tanto, las familias de adopción han de manejar las habilidades de comunicación y negociación y adquirir o desarrollar capacidades como el autocontrol y la autorregulación para poder enfrentarse de forma positiva a los conflictos diarios que puedan surgir en el seno familiar.

Otro de los problemas a los que se enfrentan tanto los niños y niñas como las familias de adopción es el entorno social. En muchas ocasiones el hecho de ser adoptados aún genera rechazo en especial si el niño o niña pertenece a otra etnia, lo que puede generar no solo problemas de adaptación sino también problemas emocionales que se manifiestan con comportamientos problemáticos en mayor grado en la edad adolescente.

Una de las cuestiones que los padres de adopción se plantean es el momento apropiado para comunicar al menor que es adoptado y como minimizar el impacto de esta información. Los profesionales de la psicología indican hacerlo normalizando la situación, hablando del tema desde el comienzo adaptando el lenguaje y el contenido a la edad del niño o la niña teniendo en cuenta su desarrollo cognitivo lo que ayudará a una construcción más saludable de la identidad y la personalidad.

Por otra parte, las familias de origen en ocasiones no se muestran de acuerdo con la adopción y si la gestión de los padres no es la adecuada la brecha emocional negativa se puede ver incrementada en todos los miembros. Lo más aconsejable en todos los casos es acudir a los profesionales en psicología, tanto antes de llevar a cabo la adopción como posteriormente para ser asesorados en la resolución de los conflictos que se puedan presentar.

 






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*