El Montakit aguantó dos cuartos y medio a un acertadísimo Gran Canaria

A pesar de las buenas actuaciones de Marc García, Mockevicius o Bellas, el Montakit aguantó dos cuartos y medio a un acertadísimo Gran Canaria que venció por 102-78.

El Montakit aguantó dos cuartos y medio a un acertadísimo Gran Canaria

Foto: ACB Photo

No pudo, el Montakit Fuenlabrada, cortar la mala racha de resultados en cuanto a las visitas a Las Palmas se refiere. Con esta derrota ante el Herbalife Gran Canaria en el Gran Canaria Arena (102-78) se suman ya once derrotas consecutivas contra los amarillos en las islas, algunas de ellas muy dolorosas y abultadas.

En esta ocasión, a pesar de caer derrotados una vez más por más de 20 puntos, la sensación que se debe extraer no es la peor de las que se traen para Madrid. Los de Jota Cuspinera se mantuvieron en el partido hasta mediado el tercer cuarto, cuando los canarios comenzaron a apretar tanto en defensa como en ataque y sacaron, poco a poco, del choque a los madrileños.

La primera mitad tuvo la igualdad como denominador común, en un duelo en el que gracias al acierto de Marc García y al trabajo colectivo en defensa del grupo, pudieron aguantar los tirones gran canarios incluso tener rentas en el marcador que hacía pensar en otro desenlace final. Al descanso la ventaja era mínima para los de Cuspinera, algo que fueron manteniendo en los primeros compases del tercer periodo. Pero en ese momento llegó el tirón amarillo.

Los de Katsikaris comenzaron a ver el aro con mucha más facilidad que en la primera mitad y eso fue mermando las opciones de un Montakit que, a su vez, se fue desinflando hasta llegar a la recta final sin ninguna opción y sin capacidad de reacción para intentar forzar una nueva remontada.

Al final la victoria se quedó en Gran Canaria aunque, por ser positivos, hay que extraer algunos puntos positivos, como el cuarto buen partido de Marc García consecutivo, la gran direccción, otra vez, de Tomás Bellas, o la vuelta a las pistas, casi mes y medio después de caer lesionado, de EJ Rowland.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: