El Fuenla se atasca en Vigo y no puede con el colista

Sorprendido por un buen Rápido de Bouzas, el Fuenla se atasca en Vigo y no puede con el colista con el que empata sin goles.

El Fuenla se atasca en Vigo y no puede con el colista

Foto: www.rapidodebouzas.com

Estaban avisados. Sabían que el duelo que les enfrentaba al Rápido de Bouzas, en un campo tan difícil como el Baltasar Pujales iba a ser mucho más complicado que lo que apuntaba sobre el papel la situación en la tabla de los dos conjuntos. Pero al final, el CF. Fuenlabrada se encontró con un colista que demostró que es inmerecida su posición de colista, y no pudo pasar del empate sin goles.

Se resite la victoria lejos del Estadio Fernando Torres pero, en esta ocasión, y aunque se enfrentaran el último clasificado y el cuarto, hay que dar por bueno ese punto cosechado por cómo se dio el choque y teniendo en cuenta que el mejor de los azulones terminó siendo el guardameta Ander Bardají.

Los de Mere Hermoso, en cuadro por las seis bajas con las que tuvieron que viajar a tierras gallegas, comenzaron el partido mandando en el juego y en las opciones de adelantarse en el marcador. En el minuto 8 ya gozaron de la primera, con un lanzamiento de Javi Gómez que no vio puerta. Pero a partir de ahí, la contienda se igualó y los locales comenzaron a no dejar jugar al Fuenla, lo que dejó el marcador sin movimientos al final de los primeros 45 minutos.

La salida de los vestuarios para la reanudación se movió con el mismo guión, es decir, los azulones intentando asustar a los vigueses y estos sin asustarse.
Pero poco a poco el Rápido de Bouzas se hizo dueño del balón y del juego, lo que hizo que el Fuenla tuviera que defenderse como gato panza arriba, momento en el que apareció el salvador azulón Ander Barají, que con tres paradones prácticamente consecutivos, salvó de la derrota a un CF. Fuenlabrada que no se encontró cómodo en ningún momento del duelo.

Al final, y con más sufrimiento de lo esperado, los de Mere gozaron de una última oportunidad (y ya con 10 tras la cuarta expulsión de la temporada para los azulones, esta vez de Randy) en las botas de Glauder, jugada que puso el punto y final a un encuentro complicado para los fuenlabreños. Empate que no le sirve a ninguno de los dos, aunque más a un Fuenla que, como ya ocurriera la semana pasada, tendrá que hacerlo bueno en el Fernando Torres ante el Pontevedra el próximo domingo a las 12 de la mañana.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*