El Carácter Fuenla le da la victoria al Urbas Fuenlabrada

Tras la peor primera parte desde que llegó Juárez, el Carácter Fuenla le da la victoria al Urbas Fuenlabrada frente al Casademont Zaragoza (82-81).

Partido de los de guardar y ver en bucle una y otra vez es el que terminó llevándose el Urbas Fuenlabrada frente al Casademont Zaragoza en el Pabellón Fernando Martín. Choque que se decidió por tan solo un punto (82-81) y con una penúltima jugada de Christian Eyenga que, en otras circunstancias, habría hecho que los gritos de la grada se escuchasen en toda la ciudad. Pero con esas gradas vacías, su grito, el de Christian, resonó por el de todos los que ahora no pueden estar en la calle Grecia.

Y es que ante los zaragozanos, como la temporada pasada, el duelo se decidió en los últimos segundos después de 40 minutos en los que vimos todas las caras de este nuevo Baloncesto Fuenlabrada desde la llegada de Javi Juáez al banquillo este año verde.

En la primera mitad salió el Fuenla irregular, como dijo el propio Juárez en la rueda de prensa posterior, «el Urbas Fuenlabrada timorato en defensa, blando» y que se pareció mucho más a la etapa del 0-5 en el marcador que al que consiguió vencer tres choques seguidos y le plantó cara al Real Madrid en el WiZink Center. Ni la efectividad de Christian Eyenga ni los gritos desde el banquillo de un Salva Guardia, en el staff técnico, que no paraba quieto conseguían que las cosas salieran bien. Por los visitantes, DJ Seeley destrazaba una y otra vez la «defensa» local y así, poco a poco, el partido se le iba escapando al Fuenla, llegando al descanso con 15 puntos de desventaja.

El Carácter Fuenla le da la victoria al Urbas Fuenlabrada

Foto: Baloncesto Fuenlabrada / Alba Pacheco

Pero en la segunda mitad la cosa iba a cambiar, aunque eso sí, paso a paso, canasta a canasta, acción tras acción. Mediado el tercer cuarto la diferencia no bajaba y aunque llegaron a estar en varias ocasiones con posesión para bajar de los 10 puntos, el equipo de Sergio Hernández siempre se recuperaba y volvía a poner las cosas en su sitio para ellos, dejando las rentas siempre entre los 12 y los 15 puntos.

Y ahí se llegó al último periodo, donde apareció la «magia del Fernando Martín» aún estando vacío. Si algo ha cambiado Juárez en la mentalidad del equipo es que no se bajan los brazos nunca, por muy mal que estés jugando o por muy bien que lo esté haciendo el rival de turno. Con Obi Emegano demostrando que es un jugador líder en la pista, recuperándose de su mala primera mita y tirando del carro para sostener al equipo fuenlabreño, con la intensidad de Oliver Stevic que contagió al resto, la defensa impresionante de un Christian Eyenga que vuelve a ser el CAPITÁN que necesitaba el equipo y un Melo Trimble siguiendo la estela del resto, fueron recortando distancia hasta llegar al último minuto empatando el duelo a 78 con una bandeja de Stevic.

Una recuperación zaragozana antes, con el triple de Benzings a poco más de 40 segundos, parecía volver a tirar por tierra la remontada. Pero no hay quien tumbe a este equipo. El mismo Stevic se colgó del aro tras una recuperación en el centro del campo, para dejarlos a 1 (80-81); los zaragozanos no acertaron después y el resto es historia ya del Fuenla. El rebote se lo quedaron los verdes, lo recogió Melo Trimble para recorrerse la pista, picar un pase perfecto para que Eyenga, a 2 segundos y 1 décima del final, consiguiese la bandeja que levantaba a toda la ciudad de su sofá.

Final, victoria, la cuarta en cinco partidos y Mi Gran Noche de Rafael sonando de nuevo en un Fernando Martín al que solo le faltaba la afición para celebrar que el Baloncesto Fuenlabrada de toda la vida ha vuelto, esperemos que por mucho tiempo, para quedarse y devolver el Carácter Fuenlabrada que se echaba de menos en la Liga Endesa.

Cuarta victoria de la temporada y a pensar en el UCAM Murcia del próximo sábado en el Palacio de los Deportes de la ciudad murciana.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: