Dura derrota del CF. Fuenlabrada ante la SD. Gernika

La expulsión de Guillén en el minuto 4 marcó una dura derrota del CF. Fuenlabrada ante la SD. Gernika (3-1) a pesar de la reacción azulona en la segunda parte.

Dura derrota del CF. Fuenlabrada ante la SD. Gernika

Foto: CF. Fuenlabrada / Maika Salguero

El País Vasco está siendo un auténtico suplicio para el CF. Fuenlabrada de Fernando Morientes y así se volvió a ver en el choque que se disputó ayer en Gernika, en el que los azulones volvieron a venirse de vacío y además con otra expulsión.

Y es que de cinco partidos disputados en tierras vascas, el Fuenla tan solo ha sido capaz de puntuar en una de ellas, el empate cosechado frente al Portugalete. Los otros cuatro desplazamientos se han  saldado con sendas derrotas y, además, con expulsiones o lesionados de cada uno de estos duelos.

El choque frente a la SD. Gernika se encaraba como una muy buen oportunidad de dejar de mirar a la parte baja de la clasificación, al menos en cuanto a puntuación, pero terminó siendo otro tropiezo lejos del Fernando Torres.

En esta ocasión, y como también ocurrió en La Palma frente al Mensajero, todo cambió en apenas 5 minutos, los que tardó el colegiado en expulsar a Dani Guillén y dejar a los madrileños con un hombre menos. Desde ahí, todo fue de mal en peor.

Ya de por sí la expulsión hacía que la victoria se pusiera cuesta arriba, pero se siguió torciendo todo para el Fuenla con el gol del cuadro local, que siguió inmediatamente a la expulsión, por lo que todos los planes de Morientes se vinieron abajo en esos 5 minutos: de ser una buena oportunidad para seguir peleando por estar arriba, a jugar con uno menos y un gol en contra antes del minuto 10.

Tras esto, los fuenlabreños intentaron rehacerse sobre el césped artificial de Urbieta, pero de nuevo todo se derrumbó con el segundo tanto de Santamaría, el mejor de los locales, en el minuto 16, para rematar la faena con su hat-trick en la última jugada de la primera mitad.

Al descanso el balance era desolador para el Fuenla: un jugador menos y tres tanto en contra.
El propio Morientes destacaría en la rueda de prensa posterior al duelo que en la caseta les hizo ver que tenían dos opciones: o ver lo duro que era el choque, y que se vinieran a Fuenlabrada con 6 tantos en contra en vez de tres, o encarar la segunda mitad como si fuesen con empate a cero.

Esa charla surtió efecto porque los fuenlabreños salieron con otra mentalidad a los segundos 45 minutos.

Tras varias oportunidades llegó el tanto que daba cierta esperanza a un conjunto madrileño que por algunos minutos se creyó que podía darle la vuelta al marcador.
Rubén Anuarbe transformaba el 3-1 desde el punto de penalti y fue cuando llegaron los mejos minutos de un Fuenla que estrelló el balón en dos ocasiones en la madera de la portería que defendía Altamira, el mejor de los suyos, y al final se vino de vacío pero con buenas sensaciones tras la reacción de la segunda mitad.

Eso sí, tras esta nueva derrota lejos de casa, el CF. Fuenlabrada se ve obligado a vencer el próximo domingo al Portugalete Club en el Fernando Torres para no complicarse más la temporada y no mirar de reojo a la parte baja de la clasificación.

 

 






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*