Cómo superar la depresión post-vacacional

Cómo superar la depresión post-vacacional: Claves

Cómo superar la depresión post-vacacional

La depresión post-vacacional es un síndrome que experimenta mucha gente, aproximadamente un cuarenta por ciento de la población,  al finalizar sus vacaciones y reincorporarse a sus puestos de trabajo. En algunos caso puede presentar unos síntomas muy parecidos a los de una depresión clínica: sensación de apatía, desánimo, irritabilidad, dificultad para relacionarse con los demás, insomnio.No se puede considerar como una enfermedad si no como un proceso de adaptación a la rutina, que en algunos casos puede ser complicado según el carácter y la situación laboral de la persona.

Todos nos preguntamos como superar la depresión post vacacional, pues bien, toda esta sintomatología se puede paliar haciendo uso de unas determinadas claves que minimicen la angustia de la vuelta a la rutina, que añadimos a continuación:

Es conveniente regresar de las vacaciones unos días antes de la incorporación al trabajo o estudios, así como comenzar con las tareas habituales en casa o en la familia de forma paulatina.

Es adecuado comenzar el trabajo de manera gradual, de menor a mayor intensidad y buscando las tareas que resulten más agradables.

Debemos aprovechar el tiempo de descanso en la jornada laboral para realizar actividades de ocio que nos resulten placenteras, así como incentivar las relaciones sociales y familiares.

 

Es muy importante controlar nuestras horas de descanso. Hemo de intentar dormir al menos ocho horas, así como tener horarios regulados para las comidas y las actividades cotidianas.

No tenemos que olvidar la importancia de realizar alguna actividad física que nos ayudará a desconectar de la rutina así como nos favorecerá físicamente.

Plantearnos la vuelta al trabajo de forma positiva y realista, dando el valor que supone poder ejercer nuestra actividad profesional. Es necesario también intentar corregir aquellos hábitos laborales que nos provocan un estres adicional.

Tengamos en cuenta que las vacaciones no son eternas, pero que siempre llegarán de nuevo. La vuelta a la rutina también nos ofrece la posibilidad de vivir una vida tranquila, metódica y ordenada.

 

 






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: