Buenas sensaciones para el Urbas Fuenlabrada a pesar de la derrota

Tras el partido ante tel Joventut nos traemos buenas sensaciones para el Urbas Fuenlabrada a pesar de la derrota en el Olímpico de Badalona.

Buenas sensaciones para el Urbas Fuenlabrada a pesar de la derrota

ACB Photo

Había ganas de ver al Urbas Fuenlabrada tras la victoria ante el Herbalife Gran Canaria en el Fernando Martín, sobre todo para corroborar que la espectacular reacción que tuvo el conjunto de Javi Juárez no era flor de un día. Y bien, después de pasar por el Palau Olimpic de Badalona, la conclusión que se extrae es que parece que el Fuenla vuelve a ser el Fuenla.

El conjunto fuenlabreño, a pesar de ir siempre a remolque y no realizar su mejor partido en cuanto al juego se refiere ante el Joventut, volvió a dar muestras del carácter que no vimos en otros choques y tuvo opciones de victoria hasta en el momento en el que más se complicó el duelo, cuando a falta de 5 minutos para el final caían por 11 puntos y parecía que todo estaba sentenciado para los verdinegros.

Pero nada más lejos de la realidad. Antes, en los primeros cuartos del duelo, el Fuenla intentaba contrarestar el buen hacer local, intentanto no «desenchufarse» del juego que quería desplegar el Joventut y reaccionando a cada tirón que pegaban los de Carles Durán. Con Kyle Alexander, Jovan Novak y Eyenga como jugadores más destacados, el Fuenla no le perdía la cara al partido a pesar de ir siempre por detrás en el marcador.

Tras dos primeros cuartos de «idas y venidas» de los bloques, se llegó al descanso con tan solo 3 puntos de ventaja para una Penya que no estaba desplegando su mejor juego pero que se encontró con un Fuenla muy irrregular que nunca pudo ponerse por delante.

Una vez que los jugadores pasaron el por el vestuario en el intermedio, la cosa siguió más o menos igual. El Urbas Fuenlabrada se llegó a poner por delante en el marcador mediado el tercer periodo pero fue tan solo un espejismo, porque tras estar uno arriba, llegó otro triple verdinegro y ya no volvieron a coger el mando del luminoso.

Ya en el último periodo la cosa «se ponía fea» para los fuenlabreños que, sin la tensión de los tres cuartos anterios y con un apretón importante de la Penya, veían que el partido se les escapaba entre los dedos con una desventaja máxima de 11 puntos. Pero aún le quedaba una bala al Fuenla en modo de triples de Jovan Novak, que con dos consecutivos, volvió a hacer creer al equipo que podían llevarse la victoria para el Fernando Martín.

No fue así. La reacción fuenlabreña no dio para voltear el marcador y al final la victoria (80-75) se quedó en Badalona con un López-Arostegui llevando al Joventut hasta la 11ª victoria de la Liga Endesa y dejando al Fuenla con la miel en los labios pero, a pesar de tener que hincar la rodilla, con la satisfacción de haber competido hasta el final, algo que es mínimamente exigible a los Javi Juárez, a pesar de las complicaciones de las bajas y tocados como el propio coach fuenlabreño destacó en la rueda de prensa posterior.

La mala noticia, además de la propia derrota, la dejó Melo Trmble. El base del Fuenla se llevó un fuerte golpe en la cadera en la recta final del partido y se retiró con fuertes dolores, lo que hace que tengamos que estar pendientes en las próximas horas a las pruebas que se le realice para ver si hay lesión y si puede estar, o no, el domingo en casa ante el Unicaja de Málaga.






Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*

A %d blogueros les gusta esto: